Indicación de reposo: Licencia Médica

La licencia Médica es un documento que puede ser extendido por un medico- cirujano, cirujano-dentista o matrona, mediante el cual se certifica que el paciente se encuentra incapacitado, de manera transitoria, para ejercer sus labores y que luego de su recuperación podrá retornar a sus funciones. En este documento se estipula el tiempo de reposo indicado por el profesional tratante, así como la modalidad del reposo (total o parcial). Es por lo tanto, una indicación médica.

Gran parte de los pacientes que reciben tratamiento psiquiátricos pueden mantenerse con sus rutinas habituales durante el tratamiento, ya que esto les permite continuar con sus rutinas (alimentación, aseo, responsabilidades), integración social y en algunos casos constituye una distracción, permitiendo mejorar la autoestima cuando el paciente logra evidenciar que se están preservando las funciones que permanecen sin alteraciones.

 

Sin embargo, existen casos en los que el reposo es una indicación coadyuvante al tratamiento, como por ejemplo cuando el paciente presenta síntomas que le impiden desarrollarse de manera importante, por ejemplo, cuando el paciente careciera de juicio de realidad y presentara conductas disruptivas, y constituyera peligro para si mismo o para otros, así como también si el compromiso psíquico es de tal magnitud que ha invadido la voluntad, y si se hubiesen alterado gravemente funciones cognitivas tales como la atención, concentración, entre otras.

En general en el área de salud mental, el uso de licencias médicas, asi como el resto de los tratamientos a indicarse, debe ser evaluado caso a caso,  con particular cuidado, ya que en algunas personas se tienden a cronificar los cuadros clínicos, esto porque los pacientes desarrollan con facilidad evitación a volver a sus trabajos, ya sea por temores o preocupaciones, o por ejemplo para evitar conflictos laborales que deben aprender a resolver. Es por eso que su mantención depende de su rol terapéutico y no otras causas que puedan considerarse como indicación.


El mantener el tratamiento farmacológico o psicoterapéutico no contraindica que el paciente mantenga sus rutinas y actividades laborales, si el cuadro clínico lo permite.

 

La idea es que el paciente logre mantener sus controles y tratamiento, a la vez que intenta normalizar su esquema y que logre un desempeño favorable en las distintas áreas de su vida, evitando sumar nuevas dificultades a raíz de reposos que no fueron cuidadosamente indicados.

Más información en www.suseso.cl