Farmacoterapia

Uno de los manejos que se utiliza con mayor frecuencia frente a diagnósticos psiquiátricos es el uso fármacos. En estos casos, los medicamentos cumplen un rol crucial en el manejo de muchas de estas condiciones.

Si los medicamentos son tomados según las indicaciones de su psiquiatra, son capaces de reducir los síntomas, facilitando la vida de quienes los padecen y ayudando al tratamiento de las fases agudas e incluso en períodos de mantención para prevenir recaídas.

La idea es que los pacientes reciban los fármacos apropiados para sus

necesidades clínicas, en dosis ajustadas a su situación particular, durante un período de tiempo adecuado (OMS).

Además es necesario considerar que los fármacos pueden llegar a generar efectos secundarios que pueden estar relacionados con varios factores que su tratante debe evaluar y explicarle previo al inicio de una terapia.  Por lo general se presentan con cierta frecuencia en los medicamentos psiquiátricos y estos pueden variar de leves a graves. Si ud. presenta algún efecto secundario, dígaselo a su médico. No deje de tomar un medicamento a menos que su médico lo apruebe.

A menudo, la farmacoterapia se combina con psicoterapia u otros tratamientos para lograr mejores resultados.